4 de diciembre de 2009

PAVO ASADO

.

INGREDIENTES:

  • 1 pavo o pavita de unos 3,5 kg
  • 3 manzanas verdes
  • 10 ciruelas pasas sin hueso
  • 1 taza de vino jerez
  • ½ taza de agua
  • ½ taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cabeza de ajo
  • - tomillo
  • - sal y pimienta al gusto


PREPARACIÓN:


Se limpia el pavo tanto por fuera como por dentro. Para limpiar su interior, se coge un trapo o papel húmedo y se quitan membranas, etc. Salpimentamos por dentro y por fuera.

Rellenamos el interior del pavo con las manzanas sin la piel ni el corazón, partidas a cuartos, junto con las ciruelas que hemos puesto a remojo con agua una hora antes. Se utilizara preferiblemente manzana verde del tipo aromático. Cerramos el interior del pavo con palillos y atamos sus patas, para que no se abran, mientras se hornea.

En un mortero se machaca el diente de ajo, hasta que quede totalmente pastoso. Se echa una copa de jerez, media copa de agua y media de aceite de oliva, un poco de sal, pimienta y tomillo. Se mezcla bien. Colocamos el pavo en la fuente para ir al horno. Untamos el pavo con un poco de aceite de oliva y lo rociamos con un tercio de la mezcla que hemos preparado en el mortero. El resto reservamos.

Introducimos el pavo en el horno, previamente calentado y lo horneamos a una temperatura entre 180 y 200 º C.

De vez en cuando se le rocía con la mezcla que hemos preparado en el mortero y nos encargamos de darle la vuelta una vez, para que la parte de abajo también quede crujiente. Siempre que veamos que el pavo se puede estar secando, lo rociaremos con la mezcla. Es decir, tantas veces como consideremos necesario.

Calculamos entre dos horas y dos horas y media de tiempo de horneado. Este tiempo es aproximado porque depende también del tipo de horno.

Cuando ya está hecho, se coloca el pavo en una fuente, se le quitan las cuerdas con las que hemos atado las patas y se sirve junto a la guarnición que hayamos escogido, (patatas asadas enteras, puré de manzana, cebollitas francesas, coles de Bruselas, etc). Se acompaña del jugo que ha soltado el pavo al asarse que se sirve en una salsera.


TRUCOS PARA UN PAVO JUGOSO


En primer lugar es importante untar el pavo -muy bien- con aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva va a sellar sus tejidos, protegiéndole de la deshidratación por efecto del calor.

Es conveniente regarlo muchas veces con la mezcla que se ha preparado en el mortero, (agua, aceite, jerez o brandy, tomillo, etc, para hidratar sus tejidos.

El líquido que no absorbe se queda en la bandeja y se mezcla con el propio jugo que va soltando el pavo al asarse. Este jugo se utiliza como salsa.


2 comentarios:

Azul... dijo...

Te "robo" la receta :)

Un besote

Anónimo dijo...

Comenzaremos a probar como resulta tu receta, desde ya gracias...

Punta Arenas Chile